El incidente, cuyo autor por ahora se desconoce, generó un fuerte entredicho internacional.

En plena campaña de vacunación, un centro de salud público de Kirguistán tuvo que tirar mil vacunas contra la covid-19, que se echaron a perder porque una persona desenchufó la nevera en la que se encontraban para cargar su teléfono móvil.

Los viales, del suero ruso Sputnik V y que habían llegado a Kirguistán en un lote de 20.000 dosis entregadas por Rusia como ayuda humanitaria, quedaron así inservibles y no pudieron recuperarse, según recogió la agencia de noticias francesa AFP.

Las vacunaciones en el país de Asia Central comenzaron en el mes de marzo y los viales de Sputnik V están siendo los más utilizados en el país, más populares que la vacuna china Sinopharm.

Este desafortunado incidente, que trascendió recientemente pero que tuvo lugar tan solo un mes después de iniciarse la campaña de vacunación en la capital (Biskek), ha desatado las críticas contra las autoridades del país.

Estas mismas autoridades han sido quienes han señalado a un trabajador de mantenimiento como posible responsable del error, mientras buscaba un enchufe para cargar su teléfono móvil.

Kirguistán podría ser la nueva ubic

ación en la que se produzca la Sputnik V, según indicó este lunes el presidente ruso, Vladímir Putin. “Rusia ha suministrado y pretende seguir proveyendo asistencia a Kirguistán a través de sistemas de prueba, medicamentos antivíricos y vacunas”, señaló Putin tras reunirse con su homólogo kirguís, Sadir Zhapárov.

“Nuestros expertos están ahora estudiando la posibilidad de lanzar la producción de nuestra vacuna Sputnik V en una de las ubicaciones de Kirguistán”, aseguró el mandatario.

FUENTE: 20 Minutos